Watneys, la histórica marca de cerveza, ha revivido. La cervecera de Londres se vincula con la familia Watney en 1837, aunque las raíces se hunden en el 1641, y ganó relevancia durante el siglo XX al producir una de las cervezas británicas con peor reputación: Watney Red Barrel.

Se dice que era tan mala que fue el detonante para la fundación de la CAMRA (Campaign for Real Ale, actualmente una de las organizaciones de consumidores más grandes de Europa).

Fotografía de la fábrica Watney, con los altos edificios y chimeneas de ladrillo.
La fábrica de Watneys en Londres el 1950

O al menos era el punto de vista de un sector del público que consideraba Watney una gran corporación que compraba y aplastaba cerveceras locales y pubs. Que imponía su Red Barrel con campañas de marketing y bajo precio, y una imagen de marca omnipresente y uniforme, de monopolio cervecero.

Una prueba de su popularidad es que aparece en sketches de los Monty Python como ejemplo de cerveza barata y para turistas.

El legado que dejó aún perdura. Un antiguo pub Watney aún se puede reconocer después de 40 años. Y muestras de su merchandising aún se encuentran aquí y allá.

Productos de merchandising Watney, predominantemente de color rojo

La Watneys Red Barrel se lanzó en 1931 como alternativa a la cerveza cask (en sus inicios servida con bomba manual desde bota de madera) para lugares no equipados para dispensarse.

En 1936 Watneys introdujo la carbonatación experimental a su pasteurizada Red Barrel. Y después de la Segunda Guerra Mundial se convirtió en un producto insignia, con campañas publicitarias arrolladoras.

En la publicación Brewer & Distiller International un artículo describía la Watneys Red Barrel como infame y realmente grosera: «un toque de diacetilo de Norwich, una insinuación de dióxido de azufre (SO2) de Trowbridge o una ligera olor de sulfuro de dimetilo (DMS) de Manchester «.

En los 70 el término «Draught beer» se refería a la cerveza servida a presión. En contraposición a la «real ale» que se servían con métodos tradicionales sin presión, servidas desde cask. La defensa de los cuales es el motivo fundacional de la CAMRA.

Fotografías de fábricas industriales de KEG frente a los tradicionales Real ale
Kegs industriales vs Real ale

Seguramente no era ni mejor ni peor que otras marcas inglesas de KEG. Quizás su situación dominante la hizo objetivo de toda la reacción a una forma de hacer, en la elaboración y en la comercialización.

Aunque se reformuló durante los años 1970-71 para darle un sabor más agradable, ya estaba en el punto de mira de la CAMRA, que en la primera edición de la Good Beer Guide recomendaba evitarla como la peste.

La Red Barrel de Watney finalmente abandonó el mercado británico a finales de los años 70. Fue interpretado como una retirada ante la implacable agresión de la CAMRA. Persistió como marca en el extranjero, pero en mercados donde la política del «real ale» era menos potente.

Pubs antiguos y nuevos vinculados a Watney
Watneys tied houses

Otro producto de la marca fue la Starlight, tan criticada como la precedente. En la revista Zythophile, Martin Cornell la señala como una de las peores cinco cervezas que ha probado. Destaca que no sólo sufría los defectos de las otras cervezas KEG industriales, sobrecarbonatades e insípidas, sino que era activamente desagradable. Y que a Watney no le importaba, porque el sistema «tied house» (a diferencia del «público house») obligaba al pub a comprar la cerveza Watney y que los clientes no tuvieran otra opción para elegir.

En 1972 comenzó una sarta de adquisiciones, fusiones y ventas hasta terminar en las manos de Heineken, que la llevó a la desaparición en 2008.

Las nuevas cervezas Watney envasadas en lata

Cuando en 2016 Brands Reunited dijo que llevar la marca de nuevo al mercado la reacción fue entre horrorizada e hilarante. La cerveza, sin fábrica propia, se elabora en los instalaciones de otras cerveceras. Nick Whitehurst de Brands Reunited ha conseguido de Heineken la cesión temporal de los derechos para utilizar la marca y llevar a cabo un crowdfunding de 400.000 libras. Dice: «Es verdad que Watney tuvo una mala reputación en los últimos años, pero si se va un poco más atrás encuentras una marca increíble, innovadora y líder del mercado … Muchos menores de 40 años no han oído hablar de Watneys, por lo que nos avalan como cualquier marca nueva, muchos mayores de 40 años recuerdan la marca como algo que su padre o su abuelo bebían y la recuerdan con mucho cariño. »

Hay cierta contrariedad en querer aprovechar la nostalgia, pero a la vez rechazar las connotaciones negativas del nombre antiguo. Por el lema «We’re back …. And taste nothing like we used to», es decir, «Hemos vuelto … y no tenemos para nada el gusto que solíamos tener» no parece que se enorgullezca de su pasado.

Resulta que Watneys no sólo se asocia a la controversia en las cervezas, sino también en el fútbol, ya que impulsó una de las competiciones más marcianas que han existido.

Carteles de la Copa Watney de diferentes años

La Copa Watney (Watney Mann Invitation Cup) fue la primera competición patrocinada de Inglaterra. La marca Watney Mann pagó 82.000 libras de la época a la FA para organizar este trofeo de pretemporada. Se disputó entre 1970 y 1973.

La idea no podía ser más alocada. El torneo lo disputaban los dos equipos más goleadores de cada una de las cuatro divisiones del fútbol profesional inglés, exceptuando clubes que disputaran competiciones europeas o hubieran ascendido de categoría.

El trofeo se jugaba en 8 días en el campo de uno de los contendientes, que se elegía tirando una moneda al aire. Las eliminatorias eran a partido único.

La Watney Cup tuvo cuatro ediciones y es recordada por añadir novedades en el mundo del fútbol.

Una de ellas es la tanda de penaltis. Existe el precedente del Torneo Carranza de 1962, pero con una diferencia remarcable: un equipo lanzaba los cinco penales consecutivamente y luego el otro. Ya se había planteando en algún otro torneo y amistoso en años anteriores, pero este parece ser el primer caso en llevarla a la práctica.

Portada de un diario deportivo remarcando los dieciséis penales que tiraron el Zaragoza y Barça en la final del trofeo Carranza de 1962

El inventor no reconocido de la tanda de penaltis fue Rafael Ballester, directivo del Cádiz CF, que propugnaba la idea desde 1958. En 1962 explicó los detalles en el «Diario de Cádiz» y se aplicó en el Torneo Carranza de aquel año. El Real Zaragoza y el FC Barcelona empataron a uno. En lugar de hacer como era habitual, lanzar una moneda para elegir el ganador, se hizo la tanda de penaltis ante la expectación del público, que había invadido el campo y se desplazaba de una portería a la otra cuando cambiaba el equipo que chutaba. El brasileño del Zaragoza Duca debería pasar a la historia como el primer lanzador de una tanda de penaltis. El anotó. En cambio su compañero Lapetra fue el primero en fallar. Esta primera tanda terminó con 3-3. Así que improvisa, decidiendo tirar una nueva tanda. El entrenador del Barça László Kubala propuso que lanzara un penalti cada entrenador !! En la segunda tanda el Barça anotó los cinco lanzamientos y el Zaragoza falló el primero, por lo que se proclamó ganar del trofeo.

Fotografía de Karl Warld, a quien se le atribuye el invento de la tanda de penaltis

Sea como sea el reconocido inventor de la tanda de penaltis se considera el árbitro alemán Karl Wald, que en 1970 la propuso a los estamentos del fútbol internacional mediante la Federación Alemana.

Y se considera que la tanda de penaltis, tal y como la conocemos ahora, alternando un lanzamiento cada equipo, se probó por primera vez en 1970 en la Watney Cup. Así que se descartó jugar un partido de desempate, como hacían habitualmente los ingleses.

La UEFA incorporó la norma la temporada 1971-72, pero no para las finales hasta la Eurocopa de 1976. Y la FIFA hasta el mundial de 1982.

Fotografía del lanzamiento de penalti que daba la victoria al Colchester en la final de la Watney Cup

El mítico George Best fue el primer futbolista en anotar en una tanda de penaltis en el fútbol inglés, en la semifinal de la Watney Cup de 1970. El portero Ian McKechnie del Hull City el primer portero a detenerse uno y también quien falló el primer penalti decisivo, dando la victoria al Manchester United.

Otro experimento fue el de aplicar el fuera de juego sólo dentro del área del equipo que defendía, en lugar de hacerlo desde el centro del campo, para favorecer el espectáculo ofensivo. Se jugó así desde la segunda edición.

También fue pintoresco que la final de 1970 se jugara la misma tarde que la Charity Shield entre el Everton y el Chelsea.

Fotografía de jugadores del Colchester United con la camiseta al revés, con el número delante
Jugador del Halifax Town con la camiseta del revés en el enfrentamiento con el Manchester United

O que en 1971 los jugadores del Halifax Town de tercera categoría salieran a jugar contra el Manchester United con los dorsales delante para dificultar los marcajes. La extraña táctica debió resultar porque ganaron la eliminatoria por 2-1. Aquel año el Colchester United de cuarta división ganó el título contra el West Bromwich Albion de primera. El año siguiente el Bristol Rovers de tercera ganó frente el Sheffield United de primera.

La copa decayó cuando el Manchester United se negó a participar en el torneo de pretemporada que los rivales se tomaban demasiado en serio, en campos de tierra y con el público encima. La ITV que el retransmitía dejó de mostrar interés y finalmente Watney Mann acabó con su patrocinio.

Ahora veremos si Watney atreve a reeditar la Red Barrel o la Starlight, ¡¡ y a distraernos con competiciones alocadas !!



Fuentes consultadas:

The drinks business: Historic Brewery Watneys gets rebirth https://www.thedrinksbusiness.com/2019/06/historic-brewery-name-watneys-gets-rebirth-as-owners-seek-40000-through-crowdfunding/

Watneys: the worst? https://boakandbailey.com/2019/01/watneys-red-barrel-how-bad-could-it-have-been/

Zythophile: The five worst beers i ever tasted http://zythophile.co.uk/2011/06/15/the-five-worst-beers-i-ever-tasted/

Monty Python, Travel Agent http://www.montypython.net/scripts/travagent.php
https://www.dailymotion.com/video/x36cxnp

Panenka. El peor verano de la historia de Bobby Charlton https://www.panenka.org/pasaportes/el-peor-verano-de-la-historia-de-bobby-charlton/

El fútbol y más allà. El invento de la Tanda de Penaltis https://elfutbolymasalla.com/el-invento-de-la-tanda-de-penaltis/